miércoles, 12 de marzo de 2014

El Profeso y el dragón


Fray Gian Galeazzo Ruspoli, caballero sanjuanista experto en artes marciales y sabiduría esotérica, entre muchos otros atributos, ha adquirido a lo largo de sus misiones unos poderes paranormales que le convierten casi en la única persona calificada para enfrentarse a las siniestras organizaciones cuyo objetivo es dominar la economía mundial. 

Su Fundación para la Paz (FFP), con base principal en Nueva York, de la que su creador Giangaleazzo es presidente y patrono, al igual que su familia, trabaja incesantemente para erradicar el terrorismo y el crimen. Con el respaldo del conglomerado de empresas Douglas International (fueron creadas en las dos novelas anteriores: El Profeso y el opio y El Profeso y la yakuza), tiene recursos casi ilimitados para dotarse de los medios humanos, equipos tecnológicos, armas, vehículos terrestres, marinos y aéreos necesarios para enfrentarse a las peores amenazas de la era contemporánea. La FFP mantiene acuerdos de colaboración con servicios de inteligencia de varios países.

Un accidente nuclear en el Pacífico revela la existencia de un grupo ultra secreto japonés, cuyo objetivo es chantajear a Occidente, bajo amenaza de colocar bombas atómicas en puntos neurálgicos y asegurar la hegemonía comercial de Japón en todo el planeta.  Sin embargo, Fray Giangaleazzo Ruspoli y su fiel amigo y mayordomo, el ex policía Flash Gordon se convertirán en los únicos factores humanos capaces de neutralizar el peligro que se cierne sobre el mundo.  

El Profeso y el dragón es una novela de alta tensión, cuya amenaza es casi como una continuación de la anterior aventura, El Profeso y el dragón, se lee como una novela independiente, no ofrece respiro al lector y confirma al autor Carlo Emanuele Ruspoli  como uno de los más cualificados exponentes actuales del género de novelas históricas de aventuras. La trepidante acción de esta novela se desarrolla entre Alaska, Nueva York, Océano Pacífico, Japón, Alemania…


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada