lunes, 21 de abril de 2014

El Profeso y el fundamentalismo

Franceses contra fundamentalistas musulmanes, siglo XIX.

En la polvorienta ciudad de Mascate, en el sultanato de Omán, una banda de fanáticos terroristas ha sitiado la embajada norteamericana y amenaza con hacer una sangrienta matanza si no se accede a sus condiciones. En el Departamento de Estado de Washington, el patrono de la Fundación para la Paz, Giangaleazzo Ruspoli, de unos cuarenta años en esta ocasión, que conoce perfectamente el mundo árabe porque ha vivido en él mucho tiempo y habla correctamente el idioma, se ofrece en secreto para ir a solucionar el conflicto. Es la última esperanza mientras el plazo dado por los terroristas llega a su fin. 

La Fundación para la Paz (FFP) en Nueva York, de la que su creador Giangaleazzo es presidente y patrono, al igual que su hija, amplía la obra humanitaria y hospitalaria de la Orden de Malta y trabaja incesantemente para erradicar el terrorismo y el crimen. Con el respaldo del conglomerado de empresas Douglas International, tiene recursos casi ilimitados para dotarse de los medios humanos, equipos tecnológicos, armas, vehículos terrestres, marinos y aéreos necesarios para enfrentarse a las peores amenazas de la era contemporánea. La Fundación mantiene acuerdos de colaboración con servicios de inteligencia de varios países. Destaca en Estados Unidos la Douglas International Marítima y Submarina (DIMS), perteneciente al holding Douglas, una prestigiosa empresa cuyo presidente es el sagaz almirante Martin Sheen IV, que se entronca con la familia Douglas - Marescotti- Ruspoli por matrimonio. Giangaleazzo Ruspoli siempre prefiere asumir las funciones operativas de sus empresas y solo preside su Fundación.

Así empieza la odisea de Giangaleazzo Ruspoli, un hombre aparentemente tranquilo que vive en su mansión destartalada de Manhattan en New York, o en su loft y hangar de Washington con su colección de vehículos antiguos, un hombre sin mayores ambiciones políticas, que se ve lanzado de repente al sangriento escenario de la locura terrorista. Trabajando solo en un mundo de pesadilla, se convierte en un héroe desconocido para el mundo. Él ha puesto como única condición para encargarse de aquella misión el anonimato, y su único deseo es que termine para volver de nuevo a su apacible vida privada con su hija Ginebra. Pero para Giangaleazzo Ruspoli aquella misión será sólo el principio. Un año después, su participación en el asunto de Mascate salta a la primera página de los periódicos de todo el mundo, filtrada por alguien desconocido. En los Estados Unidos aquella noticia empuja a Giangaleazzo Ruspoli al primer plano de la política, lo cual él nunca buscó ni deseó, mientras un peligroso grupo terrorista al conocer su identidad le busca para vengarse. 

Cada vez se ve con más claridad que existen fuerzas secretas en Norteamérica con un inimaginable poder a su disposición, en cuya agenda figura el nombre de Ruspoli. ¿Llegará a la presidencia o la muerte interrumpirá su carrera? En esta disyuntiva está también en juego el destino de la nación. 


Fundamentalistas contemporáneos con el Corán y las armas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada