sábado, 30 de abril de 2016

El linaje Afán de Rivera Costaguti

                   

Síntesis máxima de la historia familiar del linaje Afán de Rivera (abreviado en AdR) Costaguti (abreviado en AdRC), compilado por don Pietro AdRC y traducido por don Carlo Emanuele Ruspoli. Fuentes: Archivos AdR de España y de Italia, Archivo  Medinaceli, Archivo Costaguti, Archivo de Estado - Nápoles, Archivo  de Simancas, Historia Familiar AdR de don Guglielmo  AdR, Historia Familiar Costaguti, Argote de Molina, López de Haro y un sinfín de otras publicaciones antiguas y modernas, en Europa y América, demasiadas para mencionarlas todas. 

Afán de Rivera (de Ribera, la pronunciación española para la traducción fonética del italiano). 

Miembros de órdenes caballerescos en varios Estados, formaron parte con mucha frecuencia de la orden de Malta y contribuyeron de manera decisiva a la liberación de Malta del asedio de los turcos, debido a San Juan y su padre don Per Afán, duque de Alcalá. Tuvieron diferentes Alguaciles y caballeros profesos. Actualmente solo sobrevive la quinta de las 5 ramas originarias.

El tronco original de Ribera: es una herencia derivada del rey de Asturias, fraccionada en las casas de los reyes de Oviedo y León, Castilla, Navarra y los condes, entonces reyes, de Aragón. La dinastía asturiana, irónicamente llamada por los historiadores "de los marinos" porque los árabes los habían empujado a la costa norte de Iberia, era visigoda, con el fin de ser también llamado grupo étnico principal de "Los reyes godos". El primero de la dinastía, quien introdujo la sucesión hereditaria en lugar de las elecciones, en el siglo VI, fue Witiza, quien casó la hija de Caius Marius, Gobernador romano de Galicia. La división de lo que quedaba del reino visigodo de España entre los herederos masculinos se hizo mediante la costumbre Bárbara, practicada por los pueblos hispanos-germánicos hasta el siglo X. Del hijo incestuoso de Ramiro III de Oviedo y León (denominado Sancho el Grueso) y su hermana doña Ximena, llamado Sancho Belloso (peludo), conde de Cabrera y de Ribera en Galicia, fue el primero de la Casa d.R., quien dio dos Santos a la Iglesia: san Rosendo, fundador de la abadía de Celanova y su madre Santa Ilduara. Agregó el apellido Afán de Maria Afán, la esposa de Lope López d.R., hija de un galés, Señor del Valle de Afán, país de Gales, que fue a remolque del Príncipe Negro. La línea mayor de este tronco original, Muñiz de Ribera, se estableció en Portugal y llegó a extinguirse con doña Isabel, esposa del duque de Braganza y primera reina de Portugal. La segunda línea, que seguía siendo en Galicia, protagonizó con los Vargas las dos etapas de la liberación de Sevilla (1242 y 1248). Descendió de esa don Per Afán de Ribera el Viejo (denominado el patriarca),  1° adelantado y notario mayor de Andalucía, que vivió más de 100 años (1318-1423) y abarcó  todo el siglo XIV. Casó dos veces.(María Rodríguez Mariño e Aldonza de Ayala y Toledo, señora de Malpica y Valdemusa). Sus hijos fueron los progenitores de las 5 ramas en que se divide el apellido compuesto AdR. El tronco anterior de don Lope Lopez de Ribera, esposo de Mary Afán, se rompió lejos del tocón asturiano. De este, don José de Ribera y Tamariz Mendieta fue el 1 º Marqués de Aguiar y don Diego de Ribera y Cotes el 1° conde de Quintanilla. Otra línea fue guiada entre don Ruy Hernández, conde de Ribera y Cabrera y don Lope López y echó raíces en Valencia. Don José de Ribera y Borja, regidor Decano de Valencia, fue el 1° barón de San Petrillo. Don Antonio de Ribera y Escorcia fue 2° Barón San Petrillo y 1° barón de Sobrarbe y  Arbajòn. Otra línea se estableció en Cataluña en Montdanar. Desde aquí se separó en Cadaqués, Barcelona y Gerona. Desde el siglo XV, esa línea tenía nobleza y la condición de caballeros. Don Juan de Ribera fue Inquisidor General de Cataluña. En la segunda mitad del siglo XVII se separó una línea que se instaló en las Islas Baleares.

Las 5 ramas Afán de Ribera: 

La primera, de don Ruy, conde de Ribera y Cabrera, rico hombre, fallecido antes de su padre en 1407 en la batalla de Setenil contra los moros, se extinguió en el siglo XVII en de la Cueva, Duques de Alburquerque.
La segunda, por Don Gonzalo Mariño (señores de Chuzena) incluyó conquistadores, virreyes de Perú, gobernadores de Nicaragua, Florida y Puerto Rico, presidentes de Audiencia de Ecuador y Capitanes Generales de Guatemala, Venezuela y Tucumán (Argentina, hoy en día). El lado español se extinguió en el siglo XVII. A. D. en Ponce de León, Duques de Arcos. La rama americana aún florece con las líneas de Nicaragua, Perú, Venezuela, Argentina, Ecuador, Bolivia y Colombia.
La tercera, por Don Diego Gómez (Duques de Alcalá de Los Gozules, Marqueses de Tarifa y Villanueva del Río, Condes de las Molares, nobles de la sede de la Montaña en Napoli de 1559) incluye un virrey de Cataluña, un de Nueva España (México y otros), dos de Sicilia, dos de Nápoles, un vice duque de Milán, dos gobernadores de los estados Directores, un capitán general de Flandes. Además de un santo de la Contrarreforma española, San Juan, antes Obispo de Badajoz, entonces Arzobispo de Valencia y  Patriarca titular de Antioquía, fue autor, a pesar de si mismo, de la orden de expulsión de los judíos y de los moriscos de España. La rama española se extinguió en el siglo XVII en de la Cerda, Duques de Medinaceli (la línea principal) y los Álvarez de Toledo, Duques de Alba (la segunda línea). La parte americana florece todavía en México, Arizona y en Illinois, con el apellido Rivera o de Ribera. Se cuenta que el Virrey de Sicilia, don Fernando, tuvo a un hijo natural, desde el cual serían derivados los de Ribera de Scicli (Ragusa - Sicilia), barones de la Cava y de Montaña, pero no hay evidencia documental al respecto. Otras personalidades fueron: don Payo, Arzobispo de México y Virrey de Nueva España; Nicolás de Ribera y Laredo, conquistador y uno de los trece de la fama con Pizarro, 1° alcalde de Lima (desde cuyo los condes de Santa Ana de las Torres); Don Per Afán de Ribera y Gómez, conquistador y gobernador de Costa Rica;  los dos duques de Alcalá, virreyes de Sicilia, Nápoles, Milán, Cataluña (Perafán y Ferdinando).
La cuarta, Don Payo, (señores y entonces marqueses de Malpica y Valdemusa y mariscales de Castilla,  grandes de España) se instalaron en Toledo y llegaron a extinguirse en el siglo XVII  en los marqueses de Barroso para la parte europea. Contó con un Virrey de Goa en la India en el momento de la Unión de los reinos de España y Portugal; desde la línea de argentina surgió al general don José Fructuoso de Ribera, barón de Tacuarembó, fundador del partido colorado y primer presidente de la República de Uruguay. Él contrató durante 6 años, como mercenario, Giuseppe Garibaldi. Del lado americano parece florecer incluso en Uruguay, pero no tienen noticias o genealogía precisa después de dicho don José Fructuoso.
La quinta, don Miguel López, regidor de Úbeda, (marqueses de Villanueva de las Torres con Grandeza, entonces de Montenegro con Grandeza, condes S.R.I., condes y Grandes de Hungría, señores Gadea, Bazàn, Huelago, Cazulas, Araña, Fonelas, Almijar y san Podía) florece tanto en España (marqueses de Moterrico, Diezma y la Hinojosa, señores de Cazulas, Almijar y S.Podìa) que en Italia (Marqueses genoveses, Marqueses romanos de baldaquín, Marqueses de Sipicciano, Roccalvecce, Sant’ Angelo y Cosentino, Condes palatinos ) con agnación masculina directa. Contó con un comandante de las fuerzas imperiales españolas en el sitio de Casale (don Rodrigo Gobernador de Piacenza); Don Alonso Afán de Ribera y Zambrana, conquistador y gobernador de Chile;  Per Afán Virrey de Navarra; un mariscal del Imperio (don Per Afán de Ribera, Gadèa, Bazàn, Araña y Suárez de Toledo, Marqués de Villanueva de las Torres y de Montenegre, conde del S.R.I., conde y Grande de Hungría, muchos señoríos, 2 veces Grande de España), un mariscal de Napoleón (don PierLuigi AdR), renombrados militares durante la dinastía de Borbón de las dos Sicilias, un ministro en el Reino de Italia-unidad (marqués don Achille). Por los hijos de Gaspar Iñigo AdR y Ferrer (+1661) se distribuyó en tres líneas respectivamente descendidas del primogénito don Balthasar (extinguida en los Caracciolo, principes de Torchiarolo); del tercer hijo don Melchior (mientras tanto floreciente en España) y del cuarto don Per Afán, Virrey de Navarra (desde que derivó la Italiana, una actualmente). A su vez, la italiana dio lugar a una sub-linea austriaca, una húngara y una croata. Esas tres llegaron a extinguirse en el siglo XX. Una línea de filiación natural, derivó  de la rama 1° de los AdR y se estableció en Navarra. 

Cada una de las 5 ramas, en diferentes momentos, tuvo por lo tanto la grandeza de España y hubo alianzas con las casas reales de Francia, Portugal, Castilla, Aragón y Brunswig-Hannover.
Los enlaces mas importantes fueron con los linajes: Trastámara, Ponce de León, Sotomayor, Enríquez, Guzmán, Portocarrero, Ayala, Mendoza, Hernández de Córdoba, Cortés, Zúñiga, Moncada, de la Cerda, de la Cueva, Álvarez de Toledo, Barroso, Sandoval, Berardo, Caracciolo, Carafa, Rota, Mira de Balena, Pignatelli, Pallavicino, Despucches.

Hay evidencia que la antigua y generosa nobleza de Afán de Ribera fue lograda por todas las ramas en los varios órdenes donde formaron parte: Santiago, Calatrava, Alcántara, Montesa, Malta, Vellocino de oro, Constantiniano di S. Giorgio, Santos Mauricio y Lázaro. 

La rama V de AdR, en particular los AdR italianos: 

Don Per Afán de Ribera y Suárez de Toledo (1ª línea de la V rama), marqués de Villanueva de las Torres, marqués de Montenegre (capitulación conyugal de su esposa doña Serafina Berardo), señor de Gadea, Huelago, Araña, Bazán y Fonelas, 2 veces grande de España, fue Mariscal de campo del Imperio y jefe de personal de Prinz Eugen von Savoy. Por sus excepcionales logros militares y diplomáticos, le fue concedido por el emperador Charles VI (ya Rey del Carlista de España durante la guerra de sucesión española) la grandeza basada en el Marquesado de Villanueva (1712) y fue creado Conde de S.R.I., magnate de Hungría y Conde (1719). A la muerte sin descendencia de sus dos hijos, de los cuales el primogénito su tocayo en Bruselas en 1768, donde sirvió bajo el mando de Charles de Lorraine, los títulos y feudos españoles pasaron arbitrariamente en los Caracciolo, en violación de la primogenitura más antigua de AdR, que restringiba la sucesión agnaticia solamente al hombre, no obstante el derecho español, a privilegio concedido por el rey Juan II de Castilla a don Perafán el Viejo, junto al Hierro definitivo de la Ganaderia de la familia (1409). La única hija, doña Francisca, de hecho se había casado con don Ambrose Caracciolo, príncipe de Torchiarolo y chambelán del emperador. Los Títulos otorgados por el emperador, a la ley sálica se asignará de todos modos y aunque sin discusión al lado AdR de la rama 5. Primeros en llegar a Italia en 1734, de la 5 Rama, fue don Diego AdR y Baca de Herrera  (hijo de don Per Afán, Virrey de Navarra, la cuarta parte de don Gaspar Iñigo), comandante de la caballería del Infante don Carlos, primer duque de Parma por su madre Elisabetta Farnese, entonces Rey de Nápoles y Sicilia después de la guerra de sucesión polaca y por último el rey Charles III de España y emperador de Indias, cuando fue llamado a suceder a su hermano mayor muerto sin descendencia. Con su salida de Nápoles, el rey Carlos encomendado a AdR de don Diego para permanecer en el servicio  del su hijo don Ferdinando IV de Nápoles y VI de Sicilia. De los 6 hijos de don Diego (don Per Afán, don Juan, don Fernando, don Emanuel, además de dos niños muertos), sobrevive sólo en la línea segundo génita, un descendiente del primer hijo de don Diego (Per Afán - Pierluigi (Mariscal Napoleónico) - Rodrigo - Aquiles (Ministro de obras públicas y de la guerra en el Reino de Italia)-Per Afán-Aquiles/Francisco/Ferdinando – los sobrevivientes). Los italianos de AdR fueron súper fieles a los Borbones sin excepción: en el asedio de Gaeta participaron 9 miembros de los entonces existentes. Tras la capitulación, 6 emigraron al Imperio Austro-Húngaro (el mariscal de campo don Gaetano con sus hijos), don Giovanni y don Vincenzo había seguido de Francis II en Roma, mientras a don Achille (de Mariscal de campo don Rodrigo) el rey ordenó por escrito a permanecer en Nápoles, escribiendo de su propia mano la condición de servicio de llenado por su primo el rey Victor Emmanuel II. Don Achille, condecorado ya tres veces por la batallas de Milazzo y Volturno, fue el único oficial de las Dos Sicilias que transitó por el nuevo ejército real italiano manteniendo su grado. Fue diputado durante 25 años, Secretario y Ministro de obras públicas y de la guerra. Fue condecorado con la orden militar de Saboya y el collar de la Anunciación de su brillante carrera política y militar (hasta Teniente General), también recibió el título de Marqués sobre el apellido en 1898. Del imperio austriaco dio lugar a los emigrantes unas sub líneas AdR: la austriaca extinguida en 1945 con don Nicola, que regresó a Italia después del 1918, casado a doña Luigia Pignatelli di Montecalvo y ex coronel del personal General austríaco; la húngara, cuando el joven don Kaspar, fue fusilado por los soviéticos durante la revuelta de Budapest en 1956; la croata con Don Karlo, insigne pintor académico padre de la escuela de naifs, muerto en Mostar en 1987. A una línea empobrecida de la V rama vecina de Valencia, sin embargo, también pertenece el famoso pintor José de Ribera, el Españoleto. A los AdR italianos, en cambio, el célebre Coronel don Carlo, Director de puentes y carreteras (el genio civil y militar de las Dos Sicilias), así como la escuela de aplicación, de 1812 a 1852 y autor de grandes obras públicas, recuperación y libros técnicos y militares. El efecto actual de la subrogación italiana propia, que los AdR se fusionaron en 1921 con los Costaguti, a la muerte del último de ellos, dando lugar a la nueva familia de Afán de Rivera Costaguti, que asumió la herencia de las dos líneas en las que tiene su origen en jure sanguinis en cuanto a  títulos, prerrogativas y tratamientos, como consecuencia de matrimonio en 1902 entre don Per Afán y doña Maria Costaguti, de don Ascanio, último de su Casa.

2) Los Costaguti, fueron caballeros, Bailíos y Profesos de Malta, marqueses de baldaquín, condes Palatinos, conscriptos, con tratamiento de don y de excelencia, y rango de príncipes romanos. Es una familia de Liguria originaria de Costa Aguda en frente a los Apeninos quienes dominan Chiavari. El fundador fue Lanfranco, en 1122. Disfrutó de condición de patricia en la Serenísima República de Génova, donde tuvo un banco propio, suficiente para manejar casas de empeño en casi todos los centros costeros principales de las dos costas del estado, especialmente en el Levante, donde todavía sobreviven calles antiguas con la denominación Costacuta. Los Costaguti ocuparon varios cargos, incluyendo ancianos y cónsules. En la segunda mitad del 1500, Achille  fue cónsul del mar en Savona, donde su familia poseía propiedades. En la reducción a 28 Albergues, de Andrea Doria en 1528, los Costaguti se atribuyen a el Albergue Lomellini juntos a los Chiavari (entre Pompeo Litta y Crollalanza).
A mitad del siglo XVI, llamados por Giovan Battista, 1° Protonotario de la Casa Apostólica, Vincenzo (de Andrea) y sus tres hijos trasladaron la sede del Banco a Roma, quien, mientras tanto, había ampliado el negocio hasta el punto de contar entre los clientes los reyes de Francia e Inglaterra. Los Costaguti fueron tesoreros secretos de 3 papas: Pablo V Borghese, Urbano VIII Barberini e Inocencio X Pamphili, que se convirtió en aliada a la boda de don Luigi con Maria Maidalchini, buscado por la famosa tía donna Olimpia, cuñada del Papa. Al ejercer el negocio de banca, adquirió el Palacio y la villa en Roma de los Patrizi, la pelea de Sipicciano con el título de Marqués por Taddeo Barberini, los feudos de Roccalvecce y S. Angelo (ya confiscados a los Baglioni) y, por lo tanto, el Marquésado de Cosentino  y la Baronía de Carovigno en el Reino de Nápoles, con la investidura de Felipe IV de España en 1654 a otro Giovan Battista, quien más tarde se convirtió en cardenal Camerlengo de  S.R.E.. Ascanio, el hijo mayor de Vincenzo, sin suceciòn y castellano de Castel Sant'Angelo, redactó un testamento estableciendo la subrogación y los fondos propios de primogenitura (para mantener el primogénito), segundogenitura (para mantener a los demás hermanos), la prelatura (para mantener a los clérigos de la casa), solteronas protegidas de Casa Costaguti (para casarlas). En este Testamento se vieron obligados a participar todos los primogénitos de la custodia y administración de estos fondos, agobiados, inalienables, excepto libertad para modestos herencias o legados.
Antes la muerte del hermano Ascanio, don Próspero hizo registrar el cuyo Testamento, dijo en 02/07/1638, con la cámara apostólica el próximo 10/7. Don Próspero fue el 1° Marques de Sipicciano, señor de Roccalvecce y de San Angelo, co-señor de Cuevas de San Esteban, con prerrogativas de Marqués romano de baldaquín y conde palatino, conservando todavía la nacionalidad genovesa. Hay una leyenda por la que los Patricios genoveses inventaron un "Edicto de oro" del emperador Carlos V quien creó Marqués todos pertenecientes a los Albergues (suprimidos en 1576 y cuyos miembros fueron registrados en el libro de oro de la República) y que el Rey Católico Felipe II, para deshacerse de parte de las deudas, sin embargo reconoció como genuina la rama paterna. De hecho, en la lista de prioridades en las cortes europeas, establecidas por la paz de Westfalia de 1648 (que terminó Guerra de treinta años), fue atribuido a los embajadores genoveses la dignidad de Marqués. Por lo tanto, el uso continuado de las familias patricias que recibieron asignaciones diplomáticas, uso legitimado por el rey de Cerdeña, al fin de ganar el favor del patriciado después del Congreso de Viena, cuando se adquieren los Estados genoveses. Este reconocimiento también incluye los C., porque, aunque no se han practicado en los Estados de la iglesia, esto no implica ninguna degradación. Así como sobre el origen y naturaleza de la "espontánea" conservar el pabellón que han gratificado  heraldistas también distinguidos, como Caffarelli y Cardelli. De hecho, eso  entrañaba un deber/derecho bajo su propia responsabilidad y cuidado para recibir privadamente en casa el Papa y los cardenales, seguido por la delicada necesitad de garantizar el anonimato en algunas reuniones que, de lo contrario, habrían creado peligrosos valores políticos en una época de precarios equilibrios internacionales. Los C. fueron gobernadores de la congregación de S. Giovannino de ' Genovesi en Roma para casi todas las generaciones, construyeron una capilla en San Carlo y Biagio ai Catinari en Roma y en San Francisco en Chiavari y carga y jurisdicción de la Plaza, nombrado después de su nombre, en el cual se encuentra una de las fachadas del palacio familial. Eran también los propietarios y dueños de tocayo regimiento, que fue basado en el castillo de Roccalvecce y se disolvió cuando el Mariscal Suvarov, comandante de la coalición entre la primera y segunda campaña en Italia (1799), ordenó disolver todas las milicias locales. El Banco C. también continuó hasta el Tratado de Tolentino, de 1796, cuando grandes sumas y reservas en fechas preciosas al Papa y nunca pagado, ya no fuè posible continuarlo. Los C., quintos después de la reforma de Pío IX, fueron protonotarios apostólicos, cardenales, obispos, senadores de Roma, 3 veces Tesoreros secretos de los Papas, conservadores, cartógrafos, pintores y músicos. En la Biblioteca Casanatense di Roma hay una “Collecciòn Costaguti", que contiene los manuscritos de partituras de todas las composiciones de los distintos miembros de la familia, algunas de ellas citadas y elogiadas por Monteverdi y Muratori. Dignos de especial mención son: Aquiles, cónsul del mar en Savona; Roberto Ranieri, ex confesor de la Emperatriz Maria Theresa y de 1778 a 1818, obispo del Santo Sepulcro en Umbria, quien dejó una colección de utensilios sacrados, privados y pertenencias que aún hoy es el Museo Episcopal; el cardenal Vincenzo, amigo y tutor de la Reina Christina de Suecia y constructor de villa Buena Apariencia de Neptuno (ahora Borghese); el cardenal G. Battista, principal soporte con el Banco C. de recuperaciónes Bentivoglio en Ferrara y Rovigo; Scipio, arzobispo titular de Cartagine, que restauró las torres de Carovigno. Don Angel, oficial naval, cuyos estudios y planos cartográficos de las costas del Lacio son los que siguen en uso. 
Principales alianzas matrimoniales: Ravaschieri, Costa, Rivarola, Cattaneo, Strozzi, Cardelli, Maidalchini, Caffarelli, Altemps, Widmann-Rezzonico, Serlupi-Crescenzi, Massimo, Gabrielli di Quercita y Gabrielli di Carpegna, Gallarati Scotti. 
Última de su casa fue doña Maria, hija del Marqués don Ascanio, casada al Marquès don Per Afán de Rivera, fue Marquès don Achille. A la muerte del Marquès don Ascanio C. en 1921, se concretó la propia subrogación 1638 construida por Ascanio senior C. La nueva familia Afàn de Ribera-Costaguti tomó jure sanguinis los títulos, las prerrogativas y los tratamientos que pertenecían hasta entonces a las dos familias que la han originada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada