miércoles, 6 de mayo de 2015

Premio Internacional de Literatura Rubén Darío 2015


Esta es la invitación al acto de entrega del premio y de presentación de mi nueva novela: El Profeso y la parapsicología. Al final se ha optado por la sede de la prestigiosa Fundación Universitaria Española en la calle Alcalá, 93 de Madrid. http://www.fuesp.com/

Será el lunes 25 de mayo a las siete de la tarde. ¡Os espero!

Síntesis de mi discurso


En su acepción literal, las ciencias ocultas o la parapsicología es el nombre con que se conoce a una serie de creencias y prácticas misteriosas que desde la antigüedad, y actualmente, pretenden penetrar y dominar los secretos de la naturaleza y desarrollar los poderes ocultos del ser humano. Tienen un gran interés para antropólogos, historiadores, filósofos y psicólogos. Se pueden agrupar así: adivinación, alquimia, astrología, herbolaria, lapidario, magia, médium, mitología y numerología.

También puede entenderse por ciencias ocultas algún cierto tipo de literatura caracterizada por el gusto por el misterio, la trascendencia espiritual o las explicaciones alternativas. Existen editoriales y librerías especializadas en este tipo de literatura que versa sobre temas muy variados cuyo común denominador son, a veces, temáticas que se hacen famosas y, otras, la demanda del público. Estos son asuntos que han suscitado la curiosidad de los lectores de todas las épocas. Bajo esta perspectiva, el término ciencias ocultas sería en realidad una etiqueta poco descriptiva, impuesta por las reglas del comercio editorial, antes que por una clasificación adecuada sobre su contenido.

A lo largo de la historia, la Iglesia católica ha combatido oficialmente estas prácticas señalándolas como productos del diablo, surgidas con el propósito de apartar a los hombres de la fe, si bien actualmente los escépticos las atacan de forma más o menos crítica. En todo caso, tratan de responder a la incertidumbre y curiosidad que el ser humano siente por lo desconocido o por su deseo de trascendencia espiritual. En este sentido, es importante recalcar que parte de estas creencias aluden al paganismo, razón por la cual la iglesia ha sido una de sus principales detractoras. 

Sin embargo, la Iglesia siempre ha estudiado y estudia estos fenómenos en la actualidad, solo revelándolo y autorizando a investigadores cualificados. Hace más de treinta años conocí al sacerdote jesuita José María Pilón, quien dedicó una buena parte de su vida a investigar la parapsicología, creando el grupo HEPTA, del que hablo al final de mi novela. En 2012 falleció tras una larga enfermedad. Licenciado en Filosofía y Teología por la Universidad de Granada, el padre Pilón fue durante décadas un estudioso serio de los fenómenos paranormales; en enero de 1987 articuló el grupo de investigación HEPTA y dirigió durante años unas célebres Jornadas de Parapsicología en el “Salón Borja” de la Casa Profesa de los Jesuitas en la calle Serrano de Madrid. Sus intervenciones en casos como los supuestos fenómenos paranormales en el Palacio de Linares y en la tienda de antigüedades “Baúl del Monje” en la capital de España, la localización de pozos mediante el uso del péndulo o las varillas y la búsqueda de personas desaparecidas o secuestradas utilizando sus habilidades radiestésicas, pronto le valieron el reconocimiento y afecto del público. Fue cofundador de AMIPSA (Asociación de Amigos de la Parapsicología) y autor de obras como “El gran libro de la radiestesia”, “Lo paranormal, ¿existe?”; “Diez palabras clave en parapsicología”; “Radiestesia psíquica” o “Radiestesia. Cómo manejar el péndulo y la varilla”, y con él se nos fue una página importante en la historia del estudio y divulgación de lo paranormal en España.

Dentro del movimiento denominado New Age, se ha desarrollado el interés por el conjunto de diversas creencias y de prácticas, que no necesariamente excluyen el interés por las anteriores. Las ideas re-formuladas por sus partidarios suelen relacionarse con la medicina holística, las medicinas alternativas o tradicionales y el misticismo. El holismo considera que el "todo" es un sistema más complejo que una simple suma de sus elementos constituyentes o, en otras palabras, que su naturaleza como ente no es derivable de sus elementos constituyentes. El holismo defiende el sinergismo entre las partes y no la individualidad de cada una. 

También se incluyen numerosas ciencias ocultas o pseudociencias, perspectivas generales sobre historia, religión, espiritualidad, estilos de vida y ciertos tipos de música. La lista de estas es muy extensa, pero la concentro en: acupuntura, aromaterapia, ayurveda, cábala, calendario maya, cerealogía (círculos de ovnis), civilizaciones perdidas, espiritismo, karma, flores de Bach, iridología, lectura de auras, musicoterapia, niños índigo, piramidología, radiestesia, reiki, reencarnación y yoga.

Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas (Alice's Adventures in Wonderland), es una obra de literatura creada por el matemático, lógico y escritor británico Charles Lutwidge Dodgson, más conocido bajo el seudónimo de Lewis Carroll. El cuento está lleno de alusiones satíricas a los amigos de Dodgson, la educación inglesa y los temas políticos de la época. El País de las Maravillas que se describe en la historia es creado básicamente a través de juegos con la lógica, de una forma tan especial que la obra ha llegado a tener popularidad en los más variados ambientes, desde niños o matemáticos hasta psicólogos. Sólo se conservan 23 copias de la primera edición de 1865. Esta novela que hoy presentamos se acaba de imprimir exactamente 150 años después. ¿Es una casualidad o una coincidencia? ¿Sabíais que una de las interpretaciones que se da a esta historia es que Alicia viaja a un universo paralelo? ¿O que otra de ellas la relaciona con el ocultismo? Desde luego, no sé a vosotros, pero a mí siempre esa fábula me ha producido una sensación muy especial.

No hay que olvidar las palabras del médico Santiago Ramón y Cajal, especializado en histología y anatomía patológica. Compartió el premio Nobel de Medicina en 1906 por sus investigaciones sobre los mecanismos que gobiernan la morfología y los procesos conectivos de las células nerviosas, una nueva y revolucionaria teoría que empezó a ser llamada la «doctrina de la neurona», basada en que el tejido cerebral está compuesto por células individuales. Humanista, además de científico, está considerado como cabeza de la llamada Generación de Sabios. Sus palabras proféticas fueron: «La hazaña suprema del hombre será sin duda la conquista de su propio cerebro.» 


Estas dos imágenes de magneto encefalógrafo ilustran claramente la actividad cerebral de las neuronas. A la izquierda muestra la actividad después de estar 20 minutos sentado en silencio. A la derecha, el estado de la actividad cerebral tras 20 minutos andando. Las partes coloreadas en azul son aquellas con menor actividad cerebral, aquellas en rojo son las que registran la actividad más intensa. Como podéis observar, después de haber caminado 20 minutos, la actividad se ha incrementado considerablemente.

Esta novela trata precisamente del control mental y más en general de la parapsicología. He intentado incluso de buscar respuestas científico-literarias a lo aún inexplicable, pero sobre todo intento entretener a los lectores con una historia de una compleja intriga internacional en la que mi protagonista, el Profeso, jugará un papel fundamental, como de costumbre, porque toda su vida es una cruzada contra la injusticia, el crimen, el fanatismo, la corrupción, la enfermedad, la crueldad, el egoísmo, la envidia, la hipocresía, la ignorancia y la pobreza. El legado de la Orden de San Juan se multiplica y la Fundación para la Paz de Nueva York, creada por Giangaleazzo, es la respuesta mayor a esos principios, una Fundación que interviene en un mundo atormentado por tantas tragedias. Por medio de sus extraordinarias capacidades extra sensoriales, el Profeso viaja en lo astral, en el espacio y el tiempo, gracias a la meditación trascendental cuántica, por lo que puede estar en cualquier lugar y en cualquier momento. Sus viajes abarcan, hasta ahora, un periodo de mil ochocientos años. Desde el imperio Romano hasta la Edad contemporánea, pasando por la Edad Media y el Renacimiento. Ha sido médico, cirujano, guerrero, investigador, agente secreto, político, librero, soldado, fraile, pirata, general, chamán, presidente, historiador, unas tareas que son solo una muestra de las capacidades del Profeso que brilla con luz propia. Tras las dos  primeras novelas, El Profeso y Asesinato en el Letrán, en las que mi personaje va siguiendo, a su manera, las líneas maestras trazadas por la Orden de San Juan (tuitio fidei et obsequium pauperum), Giangaleazzo decide ampliar su campo de acción. Así que sigue manteniendo su condición de Profeso a secas y ya no la de Caballero Bailío Gran Cruz de Justicia o Gran Prior de Pisa, o Caballero Apóstol de la Vera Cruz, o Lugarteniente de Gran Maestre, ni utiliza títulos nobiliarios de su linaje. Podría ser más, pero no quiere. 

Como dijo Jean-Paul Sartre: "Quien es auténtico, asume la responsabilidad por ser lo que es y se reconoce libre de ser lo que es." Y asimismo: "el hombre está condenado a ser libre", precisamente como el Profeso, Giangaleazzo Ruspoli, sin más ataduras de aquellas que él mismo escoge en su personal cruzada humanitaria. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada