jueves, 9 de enero de 2014

SUOP, un nuevo concepto de operador móvil

Un operador móvil que regala minutos por hacer su trabajo de atención al Cliente


"No somos un lobo con piel de cordero, somos un cordero enamorado de un proyecto". Suop no es solo marketing. Esta es la declaración de intenciones, en palabras del fundador de la startup, Jaime Pla, con la que acaba de llegar al mercado la primera operadora móvil de España basada en el consumo colaborativo, una tendencia tecnológica en alza: según los expertos, está gestando una nueva economía donde los usuarios se defenderán de los abusos de las corporaciones tradicionales consumiendo en comunidad y aportando recursos propios.

A España el fenómeno ha llegado tarde, aunque ya funcionan con éxito ejemplos en distintos sectores, sobre todo el del transporte y el alojamiento. Sin embargo, el consumo colaborativo era inédito en la telefonía móvil, aunque entre las decenas de operadores virtuales que ofrecen servicios en territorio español son habituales los mensajes publicitarios que venden contraprestaciones directas.

Un usuario los suficientemente colaborativo podría costear de forma gratuita sus gastos de teléfono móvil mediante la nueva operadora móvil. En general, se trata de propuestas que buscan enganchar a los clientes ofreciendo complejas fórmulas de remuneración, sobre todo a la hora de atraer nuevos clientes a la compañía. Pero Suop no es publicidad. De hecho, el consumo colaborativo es la base de su modelo de negocio.

"Siendo una empresa tan pequeña en un sector tan grande como el de la telefonía móvil, tan lleno de tiburones dándose de tortas con tarifas feroces, debíamos buscar un nicho diferente, plantear un modelo de negocio innovador. El consumo colaborativo en España puede que todavía nos suene un poco a chino, pero un negocio donde involucras a los clientes y premias su participación es el futuro", explica a Teknautas Jaime Pla, un ingeniero reconvertido a consultor que, en un remanso de su carrera profesional, se ha decidido a emprender.

Duros a pesetas

Aunque el directivo reconoce que un usuario lo suficientemente colaborativo podría costear de forma gratuita sus gastos de teléfono, la compañía no ofrece duros a pesetas. "Nuestra filosofía es ésta: lo que ahorramos porque el usuario nos ha hecho parte de la faena, entonces lo devolvemos. Antes de lanzar oficialmente las tarifas, en diciembre, había usuarios que ya habían acumulado hasta treinta euros".

Y la faena a la que se refiere Pla está enfocada, sobre todo, a la atención al cliente: "Hemos abierto la gestión de la empresa a los usuarios a través de foros, wikis y blogs. Pueden ayudar a otros clientes y también aportar ideas. Toda esa participación la medimos, dando puntos a los usuarios que se pueden canjear por saldo, por dinero o donándolos a una ONG", apunta Pla.

Pueden ayudar a otros clientes y también aportar ideas. Toda esa participación la medimos, dando puntos a los usuarios que se pueden canjear por saldo, por dinero o donándolos a una ONG
La compañía no ha cumplido todavía un mes, pero ya cuenta con una base de 2.200 clientes, con el ambicioso objetivo de alcanzar los 100.000 en un plazo de tres años, en la línea del caso de éxito de la startup Giffgaff en Reino Unido. "En España no hay todavía historias de startups con emprendedores detrás que hayan lanzado una operadora móvil. Siempre hay grandes compañías apoyándolas, desde Symio a Pepephone".

Las nuevas generaciones

Para los fundadores ha sido una sorpresa el aluvión de propuestas recibidas. No sólo para incluir el IVA en sus tarifas, una norma a la que obligará la ley a partir de ahora en España. También con ideas para mejorar el servicio. "Como no hay detrás una empresa grande, lo podemos hacer. Delegar la innovación en los usuarios es brutal. Hemos recibido más de 900 propuestas".

Gracias a la participación de los usuarios ha sido posible que los precios se redondeen con el IVA incluido, que el envío de la SIM sea gratuito y que las llamadas entre los números Suop sean a 0 céntimos el minuto durante los primeros diez. Gracias a la participación de los usuarios ha sido posible que los precios se redondeen con el IVA incluido, que el envío de la SIM sea gratuito y que las llamadas entre los números Suop sean a 0 céntimos el minuto durante los primeros 10 minutos, sólo pagando el coste de establecimiento de llamada, que los usuarios también quieren eliminar. La comunidad ha elegido también la voz del operador, el tamaño del primer bono de datos -1GB- y el destino de las donaciones que se generen.

De momento, su oferta pre pago se ha fijado en el público joven, aunque también ha sido diseñada para cumplir los servicios de una segunda o tercera línea. "Si la gente mayor no entra, tendrán que ser los jóvenes. Hay un buen número de convencidos, pero también una masa grande de gente recelosa y escéptica. De momento, nuestro trabajo es ir haciendo camino".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada