domingo, 26 de enero de 2014

Casa y Dinastía de Borbón-Dos Sicilias




Queridos Lectores de este blog:


Tras recibir del Duque de Hornachuelos este documento histórico, me complace informaros que se ha  estipulado el Acta de Reconciliación Familiar de la Casa y Dinastía de Borbón-Dos Sicilias, firmada ayer en Nápoles por Su Alteza Real el Príncipe Don Pedro, Duque de Noto, en Su nombre y en el de Su Augusto Padre, Su Alteza Real el Infante Don Carlos, Duque de Calabria, y Su Alteza Real el Príncipe Don Carlos, Duque de Castro, en la feliz ocasión de la beatificación de S.M. La Reina Doña María Cristina de las Dos Sicilias, madre que fue del último Rey Francisco II.

Una de las primeras consecuencias será la sinergia producida entre las actuales dos instituciones humanitarias de la Orden Constantiniana de San Jorge en España e Italia, que destacan por sus obras a favor de los más necesitados en varios países del mundo.

La Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge es una orden de caballería bajo el patronazgo de San Jorge, consagrada a la glorificación de la Cruz, la difusión de la Fe y la defensa de la Santa Madre Iglesia.

Fue fundada por Isaac II Ángelo en 1190, quien quería imitar las Órdenes militares de caballería que se habían creado para defensa y recuperación de Tierra Santa. Fue constituida en Occidente en el siglo XVI. En 1550 el papa Julio III reconoció la Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge con la bula Quod Aliasla, después de la caída de Constantinopla. Existe una leyenda que atribuye su origen a tiempos del emperador Constantino y por ello, es considerada por algunos como la orden más antigua.

Fue difundida en los reinos de Nápoles, Sicilia y España bajo el reinado de Carlos VII de Nápoles, Carlos V de Sicilia y Carlos III de España durante el siglo XVIII y asociada a la dinastía reinante de la casa de las Dos Sicilias que con el tiempo quedó dividida en dos ramas conocidas como la franco-napolitana y la hispano-napolitana.


                                                                 

ACTA DE RECONCILIACIÓN FAMILIAR DE LA CASA Y
DINASTÍA DE BORBÓN-DOS SICILIAS

Reunidos, primero en París y después en Madrid,
DE UNA PARTE S.A.R. el Príncipe Don Carlos de Borbón-Dos
Sicilias, Duque de Castro, y su consorte S.A.R. la Princesa
Doña Camilla, Duquesa de Castro, ambos en su propio nombre
y representación personal y dinástica, también en representación
de sus hijas S.A.R. la Princesa Maria Carolina de Borbon-
Dos Sicilias, Duquesa de Palermo, y S.A.R. la Princesa Maria
Chiara de Borbon-Dos Sicilias, Duquesa de Capri.
Y DE OTRA PARTE S.A.R. el Príncipe Don Pedro de Borbón-
Dos Sicilias, Duque de Noto, en nombre propio y en
representación de Su Padre S.A.R. el Príncipe Don Carlos de
Borbón-Dos Sicilias, Duque de Calabria, Infante de España,
por Él expresamente delegado para dar cumplimiento la presente
CONCILIACIÓN, así como S.A.R. la Princesa Doña Sofía,
Duquesa de Noto, y su hijo S.A.R el Príncipe Don Jaime de
Borbon-Dos Sicilias, Duque de Capua.

AMBAS PARTES, guiadas por un deseo de acercamiento y
conciliación familiar y dinástica entre las dos ramas de la
Casa Real de Borbón-Dos Sicilias, las cuales a causa de
circunstancias históricas, incomprensiones y malentendidos
familiares han estado por largos años en el centro de disputas
tanto personales como entre sus propios partidarios.

CONSTATAN que la división y enfrentamiento entre ambas ramas
sólo ha llevado a mayor desunión y descrédito de la Dinastía,
alejados del buen ejemplo de concordia familiar que se espera
de tan ilustre Casa Real.

COMPRENDIENDO ambas partes, por un lado, que deben estar
a la altura de los tiempos y que el juicio de la historia les
exige dejar constancia de buen ejemplo y concordia y, por otra,
que la desunión de los Caballeros y Damas Constantinianos
que militan en la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San
Jorge es nociva para la Orden y su finalidad.

CONOCEDORES ambas partes de los continuos esfuerzos de
nuestros últimos Sumos Pontífices y, en particular, de nuestro
actual Santo Padre el Papa Francisco en favor de la
reevangelización de Europa y de la unidad de todos los
cristianos,

DECLARAN su común deseo de conciliación tanto familiar como
constantiniana de ambas ramas y su deseo de poner fin a las
rivalidades e incomprensiones familiares, y entre sus respectivos
partidarios, bajo un renovado espíritu católico y constantiniano
de servicio a la Santa Iglesia y de difusión de nuestra Santa
Fe.

CONFIANDO ambas partes que la Divina Providenciase encargará
de indicar el camino hacia la unidad dinástica de la Casa
Real de Borbón-Dos Sicilias.

ACUERDAN ambas partes, entre tanto, poner todo su empeño
dinástico y familiar a fin de lograr un espíritu de concordia
y comprensión no sólo entre ellos sino igualmente entre sus
propios partidarios, RECONOCIÉNDOSE RESPECTIVAMENTE
COMO PRIMOS, CON LOS TRATAMIENTOS Y TÍTULOS QUE
ACTUALMENTE SON DE COMÚN USO POR AMBAS PARTES Y SUS
DESCENDIENTES, Y ACTUANDO PÚBLICAMENTE AL UNÍSONO
COMO UNA SOLA FAMILIA.

Y con buena fe y en concordia familiar, invitan a unirse a
este ACTA DE CONCILIACIÓN a todos los miembros de la Dinastía
de Borbón-Dos Sicilias a quienes ambas partes se comprometen
a dar a conocer privadamente este ACTA DE CONCILIACIÓN,

Firmado en Nápoles, el 25 de Enero de 2014

Pedro de Borbón-Dos Sicilias (m.p.)
Duque de Noto

Carlos de Borbón-Dos Sicilias (m.p.)
Duque de Castro


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada