lunes, 9 de septiembre de 2013

Gibraltar

La razón oculta del lanzamiento de bloques en las aguas de la bahía de Algeciras.


Gibraltar. El secreto del lanzamiento de bloques de hormigón al mar: proteger el tendido hasta el Reino Unido de un cable telefónico submarino que discurre por aguas españolas:

http://www.elconfidencialdigital.com/politica/086034/gibraltar-el-secreto-del-lanzamiento-de-bloques-de-hormigon-al-mar-proteger-el-tendido-hasta-el-reino-unido-de-un-cable-telefonico-submarino-que-discurre-por-aguas-espanolas

El lanzamiento de bloques de hormigón por parte de las autoridades de Gibraltar esconde un objetivo oculto: facilitar el tendido submarino de un cable telefónico hasta Inglaterra, lo que permitirá a la Roca independizarse de España en materia de telecomunicaciones. Un conducto que discurre por aguas españolas.

El Gobierno español sostiene que una iniciativa tan agresiva, como es soltar en el mar, a la luz pública, grandes piezas de cemento con hierros, no persigue únicamente aumentar un espigón, o ‘espantar’ a los pescadores españoles.

Si Gibraltar ha emprendido una ofensiva tan llamativa, es por un motivo mucho más importante: el cable submarino hasta la costa de Inglaterra. Así lo han contado a El Confidencial Digital fuentes gubernamentales de alto nivel.

Las 60.000 líneas de Zapatero. En 2006, durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, España concedió a Gibraltar la conexión de 60.000 líneas telefónicas, que para prestar ese servicio atraviesan el municipio de La Línea de la Concepción (Cádiz), cuyo ayuntamiento recibe apenas un rendimiento de 4.000 euros anuales por el paso de los cables por su término municipal. Tal y como reveló ECD, ahora Gibraltar está trabajando en un proyecto para potenciar la capacidad de la colonia en comunicaciones telefónicas, que consiste en tender un cable submarino hasta Inglaterra, para lo cual necesita atravesar precisamente una zona donde faenan los pescadores españoles. Las fuentes consultadas insisten en que el Gobierno está convencido de que Gibraltar persigue facilitar el tendido de este cable submarino, de 15.000 kilómetros, hasta el Reino Unido con el lanzamiento de los bloques de hormigón en aguas españolas.

Blindar los cables
Con el alargamiento del espigón gracias al lanzamiento de los bloques sólidos, no solamente se protege el trabajo concreto de instalar el cable en el fondo marino, sino que también, al causar con ello un daño irreparable a los recursos marinos, provocará la imposibilidad de que los pescadores españoles pesquen en esa zona, evitando así cualquier riesgo futuro de daño al cable submarino por las faenas de pesca.
Es tal el interés de la colonia por ‘blindar’ los cables a través de los bloques de hormigón, que durante los días en que fueron arrojados al mar movilizó a la Royal Navy, presente durante los trabajos. Las unidades navales militares destinadas en Gibraltar no actuaban en aguas del Estrecho desde tiempos del Gobierno Zapatero. Las dos lanchas de la marina británica de guarnición en Gibraltar, que cuentan con ametralladoras a bordo, escoltaron a los buques que lanzaron los bloques para que la Guardia Civil no pudiera actuar.

El Gobierno español ‘tumbará’ el proyecto
El objetivo de las autoridades del Peñón es la “drástica reducción, o completa eliminación, de la dependencia en comunicaciones con España, tema vital para el desarrollo económico y financiero de Gibraltar”, añaden las fuentes consultadas por ECD. Esas fuentes revelan que el Gobierno está dispuesto a ‘tumbar’ el proyecto de Gibraltar, de unir sus comunicaciones con el Reino Unido, porque la línea atraviesa aguas de jurisdicción española.

Características del cable submarino
El cable submarino, que está siendo instalado por un consorcio llamado Europe India Gateway (EIG), unirá Reino Unido con Libia pasando por Portugal, Marsella y Mónaco. Gibraltar se unió hace unos meses a este proyecto de banda ancha a través de la compañía Gibtelecom.
Gibtelecom ha desembolsado un total de 30 millones de dólares y, según su presidente, proporcionará a Gibraltar una “transmisión de alta calidad y la capacidad para ayudar al futuro crecimiento en el tráfico de telecomunicaciones”. El cable submarino tendrá una capacidad de 3,84 terabits a lo largo de la ruta por el Atlántico y Mediterráneo. La línea irá enterrada en su mayor parte, especialmente donde la profundidad del mar es de menos de 100 metros. Llegará a Gibraltar por el norte de La Roca y tendrá su centro de operaciones en una estación de alta tecnología situada en el sur.

Defender los intereses de los pescadores
El principal objetivo que se ha marcado el Gobierno, a propósito de la escalada de tensión en Gibraltar, es defender los intereses de los pescadores que faenan en las aguas que rodean el Peñón, según portavoces gubernamentales. El ministerio de Asuntos Exteriores ha denunciado ante la Fiscalía de Medio Ambiente, y notificado a la Comisión Europea, el lanzamiento de 70 bloques de hormigón en aguas españolas.
Según las fuentes consultadas, las primeras consecuencias de esta denuncia ya se han concretado, con la inmovilización de varios camiones cargados de grava, hormigón y material de construcción que esta semana pretendían cruzar la verja con dirección a Gibraltar. En paralelo, el Ejecutivo trabaja también en una batería de medidas fiscales para hacer frente a las actitudes de Gibraltar, después de que el Peñón enviara a la Comisión Europea una denuncia por las largas colas que se han venido produciendo en la frontera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada