viernes, 2 de agosto de 2013

Giambattista Tiepolo

Giovanni Battista Tiepolo
Giambattista Tiepolo

Joven con loro
Nombre completo Giovanni Battista Tiepolo
Nacimiento 5 de marzo de 1696 Venecia
Fallecimiento 27 de marzo de 1770 (74) Madrid
Nacionalidad Italiana


Sara y el arcángel (1726–1728; Palacio Arzobispal de Udine).


Traslación de la Santa Casa de Loreto (1743–1745; Galería de la Academia de Venecia).


Martirio de santa Águeda (1750; Gemäldegalerie de Berlín).


Frescos en el Palacio Real de Madrid (1762–1766).

Giambattista (o Giovanni Battista) Tiepolo (Venecia, 5 de marzo de 1696 – Madrid, 27 de marzo de 1770) fue un pintor y grabador italiano, considerado el último gran pintor de la era barroca. Es una de las figuras más importantes del rococó italiano.

Vida

Era hijo de un corredor de barcos. Su maestro fue Gregorio Lazzarini, pero aprendió aún más de la obra de los maestros que le precedieron: Tiziano, Tintoretto y, sobre todo, Veronés. Es el más grande decorador del siglo.
En 1719 se casó con una hermana del vedutista Francesco Guardi, Maria Cecilia, de la que tuvo nueve hijos, dos de los cuales fueron también buenos pintores: Lorenzo y en especial Giovanni Domenico Tiepolo, que comenzó a colaborar con él en la década de 1740.
Pintor fecundo e imaginativo, alcanzó enorme éxito, y recibió encargos de Venecia, Milán, Bérgamo y Vicenza. Fue asistido en Venecia por un experto en perspectiva, Gerolamo Mengozzi-Colonna. El éxito de estos frescos hizo que se le contratara en otros lugares de Europa, como la Residencia de Wurzburgo y, al final de su carrera, en Madrid.
Partió a Madrid (donde fallecería), llamado por el rey Carlos III, a principios del año 1762. Su tarea principal fue decorar al fresco varios techos del Palacio Real de Madrid. Acudió con sus hijos Giandomenico y Lorenzo. Viudo de Maria Cecilia Guardi, le acompañó su nueva novia, mucho más joven que él y frecuente modelo de sus figuras femeninas.
Sus principales trabajos en Madrid fueron los frescos del Palacio Real (a destacar los del Salón del Trono) y una serie de cuadros para el altar del Convento de San Pascual (Aranjuez). Cuando falleció, su estilo empezaba a ser cuestionado y este altar fue desmontado y mutilado, para ser sustituido por otras obras al gusto neoclásico que imponía Mengs.

Estilo

En una primera época siguió el estilo de Giovanni Battista Piazzetta, Federico Bencovich y Sebastiano Ricci. El claroscuro del barroco da paso en él a los colores claros. En Venecia desarrolla un nuevo género, las vedutte, esto es, vistas minuciosas de Venecia, muy estimadas por los viajeros extranjeros.
Habiendo conocido un gran éxito por sus obras de Venecia y Bérgamo llegó a distanciarse del academicismo.
Excelente pintor, influyó en Goya debido a una notable técnica que posteriormente alcanzaría un gran reconocimiento: la «iluminación» de partes precisas del cuadro. Los colores claros resaltan impresiones o ideas tales como la pureza o lo divino. Tenía una gran facilidad para el dibujo. Sus composiciones son etéreas, llenas de gracia. Sus techos pintados, de efecto ilusionista, engañan a la vista y parecen abiertos al cielo.
Para sus temas bíblicos y mitológicos, introducía fondos arquitectónicos al estilo de Veronés. Su colorido es más claro y ligero que el de Tiziano o Rubens, con tonos nacarados, si bien maneja el pincel con soltura, sin buscar un efecto liso como Mengs y otros pintores neoclásicos posteriores.
Su producción es en gran porcentaje religiosa, por encargos de iglesias y cofradías venecianas. Abunda en cuadros de apariciones, visiones celestiales y temas de martirio. Por exigencias decorativas, suelen ser composiciones verticales muy alargadas, dividiendo el espacio entre una zona celeste y otra terrenal.
Inspiró a autores muy posteriores, como Jules Chéret (1836–1933), el primero de los grandes cartelistas que produjo sistemáticamente grandes carteles litográficos en color.

Obras


  • Frescos del Palacio Arzobispal de Udine (1726–1728):
  • Raquel escondiendo los ídolos domésticos.
  • Sara y el arcángel.
  • La muerte de Jacinto. Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid.
  • Frescos en Wurzburgo (1752). Por encargo del príncipe-obispo de Wurzburgo, Charles Philippe Greiffenklau, Tiépolo realizó con sus dos hijos la decoración del salón y del inmenso plafón de la gran escalera de su nueva residencia. Probablemente sea la obra más lograda de su carrera. De la escena Investidura del obispo Harold como duque de Franconia, se conserva un boceto en el Metropolitan Museum de Nueva York.
  • Frescos del Palacio Real de Madrid (1764). Temas: glorificación de España y la casa real. Pintó los frescos de la Saleta y del Salón del Trono.
  • Generosidad de Escipión, Museo Nacional de Estocolmo, boceto para la decoración de la Villa Cordellina, en el Montecchio, cerca de Vicenza. Anteriormente, Escipión había sido representado en el palacio Dugnani-Casati de Milán (1731).
  • Tentación de San Antonio, Pinacoteca de Brera, Milán.
  • Virgen del Carmen (1732), realizado para la iglesia veneciana de San Apolinar. Pinacoteca de Brera.
  • Agar e Ismael en el desierto (h. 1732), Scuola di San Rocco, Venecia.
  • Telémaco y Mentor (h. 1740), Rijksmuseum, Ámsterdam.
  • La Traslación de la Santa Casa de Loreto (1743–1745), Galería de la Academia de Venecia. Es un estudio preparatorio de la composición destinada a la iglesia veneciana de los carmelitas descalzos, con perspectiva sotto in sù.
  • Martirio de santa Águeda (1750), Gemäldegalerie, Berlín.
  • La visita de Enrique III a la villa Contarini. Hacia 1750. Fresco transpuesto sobre tela, Museo Jacquemart-André, París.
  • Rinaldo y Armida (1753), Alte Pinakothek, Múnich.
  • La Adoración de los Reyes (1753), Alte Pinakothek de Múnich. Perteneció al convento de benedictinos de Schwarzach y, tras la secularización de los bienes eclesiásticos, pasó a la colección de Maximiliano I.
  • Las virtudes teologales (h. 1754), Reales Museos de Bruselas. Es un boceto sobre el tema, del que se conocen a Tiépolo hasta cinco versiones distintas.
  • La visión de santa Ana (1759), Galería de pinturas de Dresde. De esta obra se conserva un modelo de menor tamaño en el Rijksmuseum.
  • La Virgen con san José y cinco santos (finales de los años 1750), Museo Nacional de Bellas Artes de Budapest.
  • San Carlos Borromeo (h. 1767–1769).
  • Abraham y los tres ángeles, Museo del Prado.
  • Lienzos para la iglesia del convento de San Pascual, en Aranjuez, hoy en el Museo del Prado:
  • Inmaculada Concepción (1767–1769).
  • San Pascual bailón.
  • San Antonio de Padua.
  • Dos balcones con orantes, Academia de Bellas Artes de Venecia, con perspectiva sotto in sù.

Bibliografía


  • Hetzer, T. (1943). Die Fresken Tiepolos in der Würzburger Residenz. Frankfurt.
  • Morassi, A. (1945). Tiepolo e la Villa Valmarana. Milán.
  • Morassi, A. (1955). Giovan Battista Tiepolo. Londres.
  • Pallucchini, A. (1968). L’opera completa di Giambattista Tiepolo. Milán.
  • Porcella, A. (1973). La giovinezza di Gianbattista Tiepolo. Roma.
  • Urrea, J. (1977). La pintura italiana del siglo XVIII en España. Valladolid.
  • Gemin, M., Pedrocco, F. (1993). Giambattista Tiepolo. I dipinti. Opera completa. Venecia.
  • Barcham, William L. (1992). Giambattista Tiepolo. Thames and Hudson. ISBN 0-500-08054-2.
  • Aldo Rizzi, Il Tiepolo all'Arcivescovado di Udine, Milano 1965.
  • Aldo Rizzi, Tiepolo a Udine, Milano 1969.
  • Aldo Rizzi, le acqueforti dei Tiepolo, Milano, 1970.
  • Aldo Rizzi, La gráfica del Tiepolo: le acqueforti, Milano 1971.
  • Aldo Rizzi, La mostra del Tiepolo, Milano 1971.
  • Aldo Rizzi, Giambattista Tiepolo, Milano 1990.
  • Aldo Rizzi, I Tiepolo a Udine, Milano 1996.
  • Monreal, L., Grandes Museos, Vol. 1, 3, 4, 5 y 6, Planeta, 1975. ISBN 84-320-0460-X (obra completa)
  • Pérez Sánchez, A.E., «Escultura y pintura del siglo XVIII: Italia, Francia e Inglaterra», en Historia del arte, Anaya, Madrid, 1986. ISBN 84-207-1408-9
  • Walther, I.F. (dir), Los maestros de la pintura occidental, Taschen, 2005. ISBN 3-8228-4744-5


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada