martes, 27 de agosto de 2013

Fin de las vacaciones

Queridos once mil lectores:

¡Qué pena! ¡Qué bien lo pasamos en las Baleares! Conocimos una pareja extraordinaria (no puedo desvelar su nombre sin su permiso) cuya casa en el techo tiene instalada una gran jaima marroquí. Hasta hubo un flamenco en ella. Y sus tres preciosos bulldog, Camille e hijos, que comparto en mi página de Facebook. Estuvimos embarcados a diario en un agradable velero de otros queridos amigos. Allí me surgió la idea de un nuevo libro de suspense que espero se escriba algún día. Estuve sugiriendo un argumento complejo y muy de actualidad a mi amigo dueño del velero. Veremos cómo reacciona él o su hija... Unas vacaciones inolvidables, acompañados por los hijos.

La vuelta nos ha sorprendido con una rotura de tubería de mi vecino. El agua ha decidido que le gustaba más salir por mi casa. Estamos viviendo en una habitación provisional, a la espera de que regrese y que repare la avería. Parece que será dentro de tres días. Tengo que vigilar para evitar chapuzas. Por esto he decidido que los asuntos serios empezarán a preocuparme desde el lunes próximo y mientras descansaré un poco, solo un poco más. 

¡Pero, nunca dejaré de escribir en el blog! Es mi compromiso ineludible con vosotros.

Un abrazo del Autor.


                          Las Islas Baleares desde el cielo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada