domingo, 30 de junio de 2013

El rey Fernando el Católico

Fernando II el Catolico


Rey de Castilla y de León (Fernando V, 1474-1504), Rey de Aragón (1479-1516), Re di Sicilia (1479-1516), Re di Napoli (Ferdinando III, 1504-1516), Roi de Navarre (Fernando I, 1512-1514)
(Fernando de Aragón)

<< ^^

  • Nacido el 10 de marzo 1452 - Sos, Aragon
  • Fallecido el 23 de enero 1516 - Madrigalejo, España
  • A la edad de 63 años

Padres

Casamientos e hijos

Notas

  • (1479 -1516)

    Fernando V de Castilla y II de Aragón, también llamado el Católico, nació el 10 de mayo de 1452 en Sos, Zaragoza. Hijo de Juan II de Aragón y de Juana Enríquez. Fue proclamado rey de Sicilia en 1468, rey de Aragón de 1479 a 1516 y de Castilla de 1474 a 1504.

    Rey prudente y sensato, aventajó a sus contemporáneos en visión política. Se casó con Isabel de Castilla, lo que provocó una guerra civil en Castilla entre los partidarios de Isabel y los de Juana la Beltraneja. Acabada la contienda en 1479 se produjo el reinado conjunto de Isabel y Fernando, los Reyes Católicos, quienes conquistaron el último reducto musulmán en España con la con la toma de Granada en 1492.

    Fernando colaboró de una forma activa con Isabel en todos los asuntos referentes a Castilla, así como también se encargó de los de Aragón y de la política exterior.

    Trabajaron juntos para unificar sus dominios y fomentar el desarrollo de los mismos. En 1476 ambos monarcas organizaron la Santa Hermandad, una institución que tenía su propia milicia, dedicada a proteger a la población rural de los bandoleros y a guardar el orden en los despoblados.

    Juntos establecieron en 1480 la Inquisición, organismo cuyo origen se remonta al siglo XI, y que emplearon medida para imponer la unidad religiosa y de reprimir cualquier disidencia.

    Se restableció la paz en el campo catalán y facilitó el desarrollo de la economía castellana introduciendo los consulados y los gremios. Apoyó el programa religioso de la reina fomentando el espíritu de la cruzada y el exclusivismo religioso, prueba de ello es la conversión forzosa de los moriscos granadinos y la expulsión de los judíos en 1492.

    En abril de 1492 se presentó ante los Reyes, Cristóbal Colón, un navegante genovés con nuevas teorías geográficas pidiendo apoyo económico para navegar hacia las Indias por occidente. Fernando e Isabel ayudaron a Colón en la empresa que culminaría con el descubrimiento de un nuevo continente que dio a la corona española la más amplia posibilidad de desarrollo y expansión colonial. Al año siguiente consiguió su primer logro diplomático al recuperar el Rosellón y la Cerdeña y organizó la Liga Santa en 1495 para oponerse al intento francés de ocupar Nápoles. Fernando envió a Gonzalo de Córdoba para negociar con el rey de Francia y ambos soberanos terminaron repartiéndose el reino de Nápoles, aunque la disputa se alargó por un tiempo más. Constituyeron una liga con Milán, Génova y el papa Alejandro VI para combatir a los franceses, a quienes vencieron en la batalla de Gaeta en 1504, con lo que Nápoles quedó fuera del dominio de Francia.

    Gracias a su política matrimonial, los Reyes Católicos, lograron integrar Castilla a Europa y aislar así a Francia, prueba de ello fueron los matrimonios de su hija Isabel con don Alfonso de Portugal y, a la muerte de éste, con don Manuel el Afortunado; de María de Aragón, con don Manuel cuando éste enviudó; de Juan con Margarita de Austria, hija del emperador Maximiliano I y María de Borgoña; de Juana con Felipe de Austria, también hijo del emperador; de Catalina con Enrique VIII de Inglaterra.

    Cuando, en 1504, murió la reina y dejó a su esposo la regencia de Castilla, aunque el trono correspondía a la hija de ambos, Juana; el esposo de ésta, Felipe el Hermoso reclamó dicha regencia y el rey terminó dejándola en 1506.

    Fernando se casó por segunda vez con Germana de Foix, quien le dio un hijo que pronto murió. En 1507 murió su yerno Felipe y su hija perdió la razón, por lo que Fernando tomó de nuevo la regencia.

    En 1509, envió una expedición organizada por el inquisidor general, el cardenal Jiménez de Cisneros, que conquistó Orán, Bujía y Trípoli. Un año después, en 1510, la Santa Sede le concedió el reino de Nápoles y en 1511 participó con el papa Julio II y Enrique VIII de Inglaterra en la Liga Santa contra Francia. Después, en 1512, conquistó el reino de Navarra y lo agregó al de Castilla.

    Fernando V murió el 23 de enero de 1516 en Madrigalejo (Cáceres),sustituyéndole en su reinado su nieto Carlos, el futuro emperador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada