domingo, 30 de junio de 2013

El rey Alfonso XII

Alfonso XII de Borbón


Príncipe de Asturias (31ro, 1857-1870), Rey de España (29 de diciembre 1874 - 25 de noviembre 1885)
(Alfonso de Borbón)
(Alfonso Francisco de Asís Fernando Pío Juan María de la Concepción Gregorio Pelayo de Borbón)

<< ^^

  • Nacido el 28 de noviembre 1857 - Madrid
  • Fallecido el 25 de noviembre 1885 - San Lorenzo de El Escorial, Madrid
  • A la edad de 27 años

Padres

Casamientos e hijos

Notas

  • Biografía

    Nació en Madrid en 1857, fruto del matrimonio habido entre Isabel II y su primo Francisco de Asís. Tras el triunfo de la Revolución de 1868, se vio obligado a exiliarse a París, junto al resto de la Familia Real. Durante esos años de exilio pudo completar su formación académica y militar en París, Viena y la Academia Militar de Sandhurst (Inglaterra). En junio de 1870, y al darse cuenta de las dificultades que comportaba su vuelta al trono, Isabel II abdicó sus derechos dinásticos a la Corona española en la persona de su hijo Alfonso, que entonces sólo contaba con 12 años de edad. A partir de ese momento, los partidarios de la restauración borbónica se articularon en torno a la figura de Antonio Cánovas del Castillo. Las dificultades internas de la 1 República, la prolongación de la guerra con Cuba (que había estallado en 1868) y el inicio de la tercera guerra carlista hicieron que aurnentara el número de partidarios de la causa alfonsina. Tras el golpe de estado del general Pavía, que acabó con la I República (enero de 1874), Cánovas se preocupó de conseguir el apoyo del ejército para llevar a cabo la restauración de la monarquía borbónica. El paso definitivo se produjo el 1 de diciembre de 1874, cuando Cánovas hizo firmar a Alfonso el llamado manifiesto de Sandhurst, por el que este último se declaraba partidariode la monarquía parlamentaria.El 29 de ese mismo mes, desde Sagunto, el general Martínez Campos proclamó a Alfonso XII como nuevo Rey de España. Inmediatamente, y a la espera de la llegada del Rey, Cánovas del Castillo se hizo cargo del gobierno. El nuevo monarca embarcó en Marsella rumbo a Barcelona, ciudad donde llegó el 11 de enero de 1875. Tres días después, ya estaba en Madrid. Su reinado se desarrolló durante una década bajo el signo del bipartidismo y el caciquismo. En este contexto, el 25 de noviembre de 1885, moría Alfonso XII en El Pardo como consecuencia de una tuberculosis. Se marchaba un Rey que se había esforzado por hacerse popular para recuperar el prestigio de la monarquía borbónica, pero que no dejaba un heredero varón para sucederle.

    Política interior

    Los primeros años de su reinado fueron exitosos en el terreno militar, ya que se logró poner fin a la tercera guerra carlista (1876), en la que había intervenido el propio monarca. En el marco de la política legislativa la actividad no fue menos notable: aprobación de la nueva Constitución (1876), del Código de Comercio, de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y del Código Civil, entre otras medidas, todas ellas encaminadas a lograr la centralización jurídico-administrativa. Con todo, lo más relevante fue la elaboración de la nueva Constitución, que consagraba el intervencionismo regio en la vida política del país y sustituía a la Constitución de 1869, claramente más progresista. En cualquier caso, con la restauración monárquica se consolidó un sistema político fundamentalmente bipartidista. El partido conservador (heredero del Moderado y el Unionista), liderado por Cánovas del Castillo y apoyado por la aristocracia y las clases medias moderadas, se repartía el poder político con el partido liberal, liderado por Sagasta y apoyado por industriales y comerciantes. En realidad, al margen de esta realidad política, la vida del país estaba dominada por la oligarquía política y el caciquismo de la aristocracia rural.

    Política Exterior

    En los inicios del reinado de Alfonso XII el gran objetivo de la nueva monarquía fue la finalización de la guerra de Cuba, que alentada por Estados Unidos se desarrollaba desde 1868. La llegada del general Martínez Campos a la isla resultó, en este sentido, fundamental, va que puso en práctica una política hábil y conciliadora, que culminó éxito en el Convenio de Zanjón (1878), mediante el cual se prometía cierta autonomía a la isla. Sin embargo, ante el incumplimiento del acuerdo por parte hispana, las guerrillas cubanas volverían a actuar en 1879, 1883 y 1885. Por otra parte, durante el reinado de Alfonso XII se produjo un conflicto con Alemania, tras declarar este país su soberanía sobre las islas Carolinas. El Papa León XIII dictó un arbitraje favorable a España. No obstante, años después las Carolinas fueron cedidas a Alemania a cambio de una indemnización. En cualquier caso, en el contexto de las relaciones internacionales del continente europeo, la posición española, defendida por Cánovas, fue el mantenimiento de la neutralidad. La razón esgrimida por el artífice de la Restauración era que España salía de una época de convulsiones sociales y de la guerra civil carlista, y, en consecuencia, no era conveniente comprometer más recursos en el desarrollo de una política exterior más activa.

    Familia Real

    Alfonso XII se había casado en enero de 1878 con su prima María de las Mercedes de Orleans (nieta del Rey Luis Felipe de Francia y sobrina de Isabel II), que murió seis meses después. Al año siguiente, Alfonso XII se volvió a casar con María Cristina de Habsburgo-Lorena, Archiduquesa de Austria. De esta unión nacieron tres hijos: María de las Mercedes (1880), María Teresa (1886) y el futuro Alfonso XIII, que vino al mundo en mayo de 1886, seis meses después de la muerte de su padre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada